Cómo iniciar a tu hijo en el fútbol

Hay cientos de deportes y actividades en las que podemos anotar a nuestro hijo cuando es pequeño. Los amantes del fútbol, seguro que la mayoría de los que estáis leyendo estas líneas lo sois, querréis que vuestro niño se convierta en una estrella de balompié a nivel mundial.

No es posible predecir qué niños llegarán a ser unas estrellas o cuales no. Pero… ¿por qué no iniciarlo en este deporte y luego qué el decida si le gusta? Para ir sensibilizando a nuestro pupilo con el deporte rey en España es necesario seguir unos pasos muy sencillos pero que muchos padres podrían no tener en cuenta. Si quieres que tu hijo ligue su vida al deporte este deberá comenzar desde pequeño. Si nuestro niño consigue amar la actividad física, puede que encuentre en ella una de sus mayores vías de escape e incluso llegue a ser adicto a él.

¿Cómo preparamos a nuestro hijo para iniciarse en el fútbol?

Su primer regalo, una pelota

¿Qué mejor manera de aprender a amar al fútbol que descubrir la pelota? Cuando tu niño todavía no ande seguramente disfrute tirándonte la pelota y cuando este empiece a dar sus primeros pasos aprenderá a darle patadas. Jugar, reír y disfrutar a su lado con una pelota es una buena forma de que el vaya amando un objeto como este desde bien pequeño.

Inculcar la actividad física desde chiquitín

No solo es importante que el niño reciba su primer balón, actividades como salir a pasear, andar en bicicleta, correr para jugar al escondite u acciones del estilo ayudan a estimular a nuestro niño y que él se acostumbre a hacer deporte. Ser futbolista es algo complejo, se requiere una buena forma física para llegar lejos y trabajarla desde pequeño puede ser una buena vía. Quizás nuestro niño no ame al fútbol pero, al menos, podría descubrir otra pasión diferente y no quedarse tirado en un sofá viendo la televisión.

Niño jugando al fútbol

Llevar una pelota a la playa puede ser un buen inicio para que nuestro hijo sienta interés por este deporte.

Aprender a valorar la unidad

No hagas sentir a tu hijo como una estrella cuando da sus primeros pases. Debes valorarlo y mimarlo mucho cada vez que juegas con el pero también debes hacerle ver que el deporte no es solo cuestión de estrellas. Tu y él, en equipo, debéis jugar contra otros rivales para que este vea el valor del trabajo en equipo y, si perdéis, deberéis afrontarlo como algo normal. No aprender a asumir las derrotas puede ser motivo suficiente para que un niño deje de lado una actividad que le encante. Trabajar esto desde pequeño le ayudará a comprender el día a día en el deporte e incluso en su vida.

Debemos implicar a la familia

Si estás jugando al fútbol en una edad avanzada tienes este trabajo echo. La mayoría de los niños tendrán ganas de ser como su padre. Si por el contrario tu vida no te permite hacer deporte y quieres inculcarle al niño esta cualidad, deberías apreciar sus acciones y acompañarlo al campo de vez en cuando. No hay mejor afición que una familia unida apoyando cada paso que el pequeño da, desde la grada. Eso si, compórtate, no seas de los que achacan las culpas a los árbitros, entrenadores y compañeros. Nuestro niño debe destacar por si mismo con su esfuerzo y constancia. Una familia motivada inculcará todas sus fuerzas al infante para que este de lo mejor de si mismo en el campo.

Las reglas están para respetarlas

Ya hemos hablado del comportamiento. Cualquiera jugador que quiera llegar lejos, bien sea en el fútbol o cualquier otro deporte, necesita disciplina, compromiso, constancia y cumplir las reglas. Si en el fútbol se debe jugar limpio, hay que hacerlo. No defiendas las malas acciones de tu hijo bajo ningún concepto. Si ha sido sancionado por una mala acción el campo deberás hacerle comprender que no ha hecho lo correcto, regañarle o aumentar su ira hacia los rivales no es la solución.

¿Has decidido iniciar a tu hijo en el fútbol? En el caso de que esta sea la elección que hayas tomado no tienes más que echar un vistazo a estas 5 recomendaciones y tomarlas como guía a seguir para que el niño se vuelva un crack. No todo el mundo llega a jugar en primera ni siquiera asciende de equipo, pero si nuestro hijo tiene cualidades y sabe explotarlas, seguramente podría llegar muy lejos y disfrutar del deporte al máximo nivel con todas las ventajas que ello conlleva.

En el caso de que nuestro niño ya no sea tan pequeño y quiera llevar su afición por el deporte a otro nivel, podría sentir la necesidad de entrenar por si mismo. Recuerda que os hemos dado algunos consejos para entrenar a fútbol solos, sin ningún tipo de ayuda o entrenador. Sería bueno complementar sus sesiones deportivas en caso de que no sean las suficientes. Eso si, apoya a tu hijo siempre y cuando a él le guste el deporte que practique, de ninguna forma lo obligues a jugar porque nunca conseguirás nada de esta forma, solamente forzarás al niño con los riesgos que todo eso conlleva.

Imagen: Juanedc / Buscavientos

Carlos Rey

Comentarios (1)

  1. […] El entrenador Cómo iniciar a tu hijo en el fútbol […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>