5 cosas raras lanzadas a un campo de fútbol

Los hinchas de fútbol no tienen límites a la hora de arrojar objetos al campo. Lo más habitual, y civilizado, consiste en ir a ver los partidos de fútbol y no arrojar objetos al campo. En el caso de que esto se haga, aunque sepamos que no debe hacerse, por lo menos que la gente lance cosas que no hagan daño (papel u objetos similares) pero hay muchos que intenta causarlo y lanzan todo tipo de artilugios.

Hemos elaborado una pequeña recopilación de los objetos más extraños que hemos visto en un campo de fútbol. ¿Habías visto alguno de ellos o conoces alguno que sea digno de mención?

Los 5 objetos más extraños que se han lanzado a un campo de fútbol

Una moto scooter

Gracias a dios no hubo heridos. En el año 2001, los hinchas del Inter de Milan, arrojaron al campo una moto desde las gradas del Estadio de San Siro. No sabemos qué marca era pero si hemos visto que se trataba de un modelo scooter.

Una cabeza de cerdo

Muchos recordarán ese extraño suceso ocurrido en España. El 23 de noviembre del año 2002, en un partido del Barça contra el Real Madrid, el Barcelona ha sido sancionado con 4.000 euros por los incidentes del público que se produjeron ese día. Ha sido un día fatídico, la cabeza de cerdo ha sido uno de esos objetos (entre los muchos) que cayó al campo ese día, cerca de Luis Figo cuando este ya pertenecía al Madrid.

Una granada de mano

El suceso ocurrió en Isfahán, una ciudad situada a 340 km al sur de Teherán. Alguien desde las gradas tiró una granada de mano al terreno de juego durante un partido del club local. No hubo heridos, por suerte. De hecho, uno de los jugadores la encontró, la recogió del suelo pensando que era un objeto cualquiera, y la tiró a un lado. Esta explotó sin hacer daño a nadie pero el partido fue suspendido y la policía empezó a investigar el caso.

Un conejo muerto

El humor de los habitantes de Chipre no tiene límites. Los seguidores del Omonia Nicosia no encontraron nada mejor para lanzar al campo de fútbol que no fuese un conejo muerto. Ellos pretendían burlarse del rival, el equipo Apoel Nicosia, al que normalmente llamaban “conejos naranjas” para intentar ofenderlos.

Una dentadura postiza

La desesperación de los amantes del fútbol no tiene límites. Un abuelo, ante la incertidumbre, arrojó a Caruso Lombardi su dentadura para protestar porque creía que su equipo tenía que ganar. El marcador era 3-1 ante Belegrano y el señor lanzó la dentadura postiza muy cerca del banco de suplentes del Bicho.

¿Crees que deberíamos añadir algún objeto a mayores a la lista? Entre los que se han quedado fuera hemos encontrado objetos como juguetes sexuales o bolas de billar, todos ellos eran bastante peligrosos aunque en estos casos no hubo incidentes graves.

Imagen: Kathy McGraw

Carlos Rey

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>